Tamaño del texto
Costa Rica, en estado natural
Por Redacción Ladevi   |  
00 de de 0000
Playas, volcanes, cerros, cafetales, pueblos de ensueño son algunos de los elementos que conforman un paisaje de enorme diversidad.

Costa Rica es, de por sí, un polo de contrastes y diversidad del medioambiente, ya que en sus tierras alberga inmensa variedad natural. Así, el 24,6% de su territorio está bajo protección en diversos Parques Nacionales, Reservas Biológicas y Refugios Nacionales de Vida Silvestre. Además, la isla del Coco -situada a 480 km. al suroeste de la península de Osa, en la costa del océano Pacífico-, fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco en 1997.
Es gracias a su posición geográfica y al contraste de sus paisajes, Costa Rica constituye una exuberante reserva biológica de especies: su territorio alberga rica flora y fauna. Además, su agradable clima permite realizar diversas actividades ecoturísticas.
Una de las más sorprendentes sea quizá la excursión al Parque Nacional de Tortuguero, donde es posible admirar uno de los espectáculos más asombrosos de la naturaleza: el desove de las tortugas verdes en sus costas, que se produce entre julio y octubre.

Tesoros del mar.
La belleza de las playas costarricenses llama poderosamente la atención. Desde el norte, cerca de la frontera con Nicaragua, Barra del Colorado ofrece una excelente pesca del sábalo, lo que atrae a turistas de todo el mundo.
La ciudad portuaria de Limón tiene también grandes atractivos: es la capital de la cultura afro-caribeña del país y posee 336 km. de costa de arenas blancas, palmeras y frondosos parques que protegen bosques húmedos tropicales y arrecifes de coral, así como centenares de especies de flora y fauna en vías de extinción.
A una hora de viaje hacia el sur está Cahuita, un pintoresco pueblo que limita con el Parque Nacional homónimo. Conocido por sus riquezas marinas, su arrecife alberga una gran variedad de corales a lo largo de su costa de arenas blancas.
Un poco más al sur se encuentra Puerto Viejo, lugar ideal para el descanso en sus playas.
Por su parte, Playa Herradura es un lugar pequeño, tranquilo y protegido, donde es posible realizar viajes de pesca en botes, visitar la isla Tortuga y desarrollar actividades como buceo y esquí acuático, entre otras.
Vale destacar que Costa Rica ofrece más de 100 playas, cuyas variaciones de forma, color, arena, temperatura del agua y paisajes las convierten en algunas de las mejores de Centroamérica.

Mucho por hacer.
En Costa Rica los visitantes pueden disfrutar diversos ambientes que van desde la selva de lluvia tropical, a los bosques nubosos, o playas preciosas y volcanes activos, incluidos ríos turbulentos y cadenas montañosas. No sorprende entonces ver que la mayoría de los visitantes pasan al menos por un Parque Nacional o Reserva Ecológica durante su estadía y que el enfoque principal de muchos viajes es la naturaleza.
Aquellos que buscan actividades al aire libre encontrarán muchas cosas para hacer. Desde navegar algunos de los mejores rápidos de Centroamérica a descansar en playas rodeadas de palmeras, desde acampar en la selva de lluvia a andar a caballo, desde acampar en la cima de una montaña a uno de las mejores pescas deportivas de profundidad del mundo, desde hacer snorkeling a hacer surf a un nivel competitivo mundial, muchas aventuras son posibles en Costa Rica.
Los visitantes que buscan actividades más tranquilas, pueden disfrutar paseos en auto tranquilos a través de campos y paisajes preciosos, tal vez visitar cafetales o pueblos que son reconocidos por sus artesanías. También son populares los almuerzos o cenas en cruceros elegantes en el golfo de Nicoya en la costa del Pacífico.
Pero ciertamente una actividad imperdible es visitar el cráter de alguno de los volcanes que pueblan el territorio de Costa Rica. Un ejemplo es el Arenal, conocido hasta 1968 como un cerro. Fue en ese año cuando esta elevación con una altura de  aproximadamente 1700 m.s.n.m., -a 150 kilómetros al norte de la ciudad de San José- reveló su naturaleza volcánica con una explosión descomunal. Desde entonces, la actividad constante del Arenal no ha cesado. Actualmente permite apreciar, desde un magnífico entorno de lagunas y aguas termales, sus nubes de humo y pequeños hilos de lava. Quizá uno de los espectáculos inolvidables sea observar sus destellos a lo lejos, casi como pequeños fuegos artificiales, en la oscuridad de la noche desde  una deliciosa piscina tibia.
Apenas 37 km. al norte de San José, el volcán Poas cuenta con el cráter más grande del mundo y es una atracción para cientos de turistas. Tiene un lago ácido de un increíble color turquesa y a menudo pueden verse fumarolas. 
El volcán Irazú es una elevación de 3310 m.s.n.m. que, durante toda su vida prehistórica ha tenido una gran actividad, sin embargo gran parte del edificio volcánico está cubierto de capas de cenizas y flujos de barro de espesor variable que forman los fértiles suelos de la zona.

Campos de Golf.
Para los amantes del Golf, Costa Rica cuenta con campos en la ciudad, la playa o la montaña, ofrecen un sinnúmero de opciones para el golfista internacional. Ya es reconocido desde hace un tiempo como un paraíso tropical para el golf, los campos que se han ido desarrollando en Costa Rica son de calidad mundial, los campeonatos internacionales son prueba de ello.
Todo tipo de golfistas, desde los más avanzados hasta los que están apenas empezando en el arte del swing, encontrarán en este país un destino perfecto para hacer un hoyo en uno, sentarse al lado de la playa a tomarse un cóctel y disfrutar de una imponente puesta de sol.

Tips del viajero.
¿Cómo llegar?
Desde Bogotá se puede volar a Costa Rica a través de Avianca, TACAa y Copa Airlines.

Visa.
Los ciudadanos colombianos que posean visa de Estados Unidos o la Unión Europea con una vigencia mínima de seis meses, no necesitan de visa, para ingresar a Costa Rica. Al ingresar deben presentar el Pasado Judicial y el Certificado Internacional de la vacuna contra la fiebre amarilla (aplicada 10 días antes del viaje). Los pasajeros que no cumplan este requerimiento deben tramitar la visa directamente ante el Consulado. Para esto hay que solicitar cita al 6910204. El costo es de U$S 20 que se cancelan en su arribo a Costa Rica. La duración del trámite es de dos días a partir de la fecha de radicación. La visa es autorizada por 30 días a partir de la fecha de expedición y el tiempo de permanencia se autoriza al entrar a Costa Rica.
Informes: http://www.embajadadecostarica.org/.