Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.224.111.99): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Especiales
Tamaño del texto
Especial
Patrimonios de la Humanidad en Argentina
Por Viajando Argentina   |  
15 de Abril de 2014

Monumentos, paisajes y sitios de enorme riqueza cultural o natural integran –en nuestro país y en el mundo– la Lista de Patrimonio de la Humanidad. Son lugares excepcionales que, se considera, merecen ser preservados para las generaciones futuras. Viajando propone en este especial un recorrido por los ocho destinos argentinos que el mundo reconoce por su inestimable valor.

Se trata de sitios únicos, considerados valiosos para la humanidad y que, por lo mismo, deben ser preservados para las futuras generaciones. Algunos son valorados por su importancia cultural, otros por su riqueza natural. Todos ellos son inestimables e irreemplazables y, por lo tanto, de interés para la comunidad internacional, que vela por su protección y conservación.

Integran la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, surgida de un programa que apunta a catalogarlos, preservarlos y darlos a conocer. Se los define como “los monumentos, conjuntos y parajes que poseen un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia, y por monumentos naturales, formaciones geológicas, parajes naturales que poseen un valor excepcional desde un punto de vista estético o científico”.

Hoy la Lista de Patrimonio Mundial incluye en el mundo a 981 bienes, de los cuales 759 son culturales, 193 naturales y 29 mixtos, en 160 estados. En la página web de la Unesco es posible encontrar un mapa interactivo desde el que se puede acceder a una descripción de cada uno de los sitios protegidos (whc.unesco.org/en/list).

Desde 1981 la Unesco incluyó a varios sitios de interés cultural o natural de Argentina en su Lista de Patrimonio Mundial. En nuestro extenso territorio hoy son ocho los destinos que integran la lista. Se trata del Parque Nacional Los Glaciares, las Misiones Jesuíticas Guaraníes, el Parque Nacional Iguazú, la Cueva de las Manos, Península Valdés, la Manzana y Estancias Jesuíticas de Córdoba, los parques Ischigualasto y Talampaya y la Quebrada de Humahuaca.

EL PROCESO DE NOMINACION.

Para que un sitio integre la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco cada país desarrolla en primera instancia un inventario con los sitios que, considera, cuentan con características culturales o naturales significativas y desea incluir en la llamada “Lista Provisional”.

El siguiente paso es elegir a uno de esta lista y elaborar un Expediente de Nominación, que es evaluado por la Unión Mundial para la Conservación y el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, quienes a su vez elevan sus recomendaciones al Comité del Patrimonio de la Humanidad. El Comité se reúne una vez al año para determinar qué sitios se incluyen en la lista definitiva.

Esta decisión se toma en base a 10 criterios: para integrar la lista, un sitio debe tener un “valor universal excepcional” y satisfacer al menos uno de ellos. Los criterios son:

I. Representar una obra maestra del genio creativo humano.

II. Testimoniar un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo de tiempo o dentro de un área cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura o tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño paisajístico.

III. Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida.

IV. Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico o tecnológico o paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana.

V. Ser un ejemplo eminente de una tradición de asentamiento humano, utilización del mar o de la tierra, que sea representativa de una cultura (o culturas), o de la interacción humana con el medio ambiente especialmente cuando éste se vuelva vulnerable frente al impacto de cambios irreversibles.

VI. Estar directa o tangiblemente asociado con eventos o tradiciones vivas, con ideas o con creencias, con trabajos artísticos y literarios de destacada significación universal. (El comité considera que este criterio debe estar preferentemente acompañado de otros criterios.)

VII. Contener fenómenos naturales superlativos o áreas de excepcional belleza natural e importancia estética.

VIII. Ser uno de los ejemplos representativos de importantes etapas de la historia de la Tierra, incluyendo testimonios de la vida, procesos geológicos creadores de formas geológicas o características geomórficas o fisiográficas significativas.

IX. Ser uno de los ejemplos eminentes de procesos ecológicos y biológicos en el curso de la evolución de los ecosistemas.

X. Contener los hábitats naturales más representativos y más importantes para la conservación de la biodiversidad, incluyendo aquellos que contienen especies amenazadas de destacado valor universal desde el punto de vista de la ciencia y el conservacionismo.

INMATERIALES

A los Naturales y Culturales, en 2008 la Unesco sumó una nueva categoría de patrimonios que deben ser protegidos. Se trata de la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que apunta a salvaguardar la cultura intangible por considerarla un componente esencial de la diversidad cultural y la expresión creativa. Cantos, danzas, desfiles, fiestas, técnicas para elaborar artesanías únicas o para preparar determinadas comidas, y hasta caligrafías o sistemas de adivinación, son algunos de los que integran esta lista, en la que Argentina figura –junto con Uruguay– gracias al tango, inscripto desde 2009. Un proyecto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pretende que en breve se distinga como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad al hábito del “café porteño”, ligado a la tertulia, la cultura, la literatura y la música.