Tamaño del texto
República Dominicana
Puerto Plata, la versión extrema del Caribe
Por Mariela Onorato     |  
14 de Diciembre de 2015

En el norte de República Dominica se ubica una de los destinos del Caribe con mayor diversidad de propuestas. Quienes buscan playas cristalinas, las encontrarán. Pero también podrán adentrarse en senderos de montaña donde realizar turismo aventura, recorrer sitios históricos y sumergirse en la historia del tradicional ron Brugal.  

Sitios históricos, actividades terrestres y marítimas, ciudades bulliciosas, aguas turquesas, playas extensas, senderos de montañas y paisajes de exuberantes vegetación hacen de Puerto Plata un paraíso tropical único y diferente.

Sobre la costa norte de República Dominicana, donde por primeras vez anclaron las tres caravelas de Cristóbal Colón en 1492, se ubica la provincia de Puerto Plata, un epicentro de cultura y tradiciones locales. Un espacio ideal para descubrir la esencia de este país caribeño.

Por ejemplo, donde actualmente se encuentra la comunidad El Castillo (municipio de Luperón) se fundó la primera ciudad del Nuevo Mundo, en 1493: La Isabela. En honor a este hito histórico se creó un museo arqueológico, con nombre homónimo, que atesora las ruinas del primer asentamiento europeo en América, piezas de la época colonial y restos de la primera casa de Colón en estas tierras.

En tanto, en la ciudad de Puerto Plata, donde termina el extenso malecón, se encuentra el Fuerte San Felipe, erigido en 1564 para defender la costa de los ataques de piratas. Asimismo, en la ciudad se puede apreciar la mejor colección de construcciones victorianas, que se introdujo en el país a partir de 1857. Se trata de casas de maderas, con terminaciones trabajadas y pintadas de colores pasteles, que contrastan con el imponente mar de fondo. Dos ejemplos que no se pueden dejar de visitar son la casa museo Gregorio Luperón y el restaurante Kaffe, que ofrece una excelente propuesta de gastronomía fusión.

Finalmente, en el centro histórico se ubica la plaza Independencia, con su emblemática glorieta de estilo victoriano, la iglesia San Felipe Apóstol de estilo art decó y el paseo de los artesanos, con opciones de souvenirs, cuadros y bijouterie de estilo local.

Como contrapunto, existe una propuesta alternativa para tener una visión global y panorámica de la belleza natural y arquitectónica de Puerto Plata: el teleférico. Está ubicado en la montaña Isabel de Torres, al sur de la ciudad capital. En lo alto de la cima se encuentra la estatua del Cristo Redentor, que regala una postal emblemática del destino. Durante el ascenso (disponible de lunes a domingo de 8.30 a 5) se pueden apreciar vistas a la ciudad, al océano y a los exuberantes senderos de montaña. Los viajeros atentos podrán descubrir sobre la colina manantiales, arroyos, las más de 500 especies de plantas y nidos de aves, como el ruiseñor, el carrao, el guaraguao y el zumbador.

CARIBE EXTREMO.

La diversidad de la topografía en el norte de República Dominicana hace que las propuestas de actividades, sobre todo las de turismo aventura, se multipliquen.

En este segmento existen dos parajes reconocidos internacionalmente por sus servicios e infraestructura. Desde la década de los 80, la ciudad de Sosúa es uno de los destinos turísticos más relevantes del país. Se encuentra sólo a 27 km. de la ciudad de Puerto Plata y dispone de una atractiva oferta de deportes náuticos, principalmente esnórquel y buceo, debido a la presencia de corales y peces de colores que existe en sus aguas.

Por su parte, Cabarete es un pueblito playero, localizado entre la bahía de Sosúa y una laguna. Por sus fuertes vientos y su oleaje está clasificada entre las 10 mejores playas del mundo para practicar kitesurf y windsurf. Su ambiente es una colorida mezcla de folklore nacional, turismo internacional, windsurf y turismo de aventura.

Además, en Puerto Plata pueden realizarse diferentes excursiones que invitan a estar en contacto con la fauna local. Una de ella es la visita a la Reserva Marina de Manatíes en el Parque Nacional Estero Hondo. Un inmenso refugio de esta especie en extinción, que se puede descubrir a través de un paseo en pequeñas embarcaciones.

A su vez, se puede realizar la excursión de “Los 27 charcos de la Damajua”, un espectáculo único en el Caribe. Se trata de una serie de saltos aguas cristalinas que provienen de la cordillera septentrional, en los que se puede nadar y bucear.

Finalmente, uno de los atractivos más consolidados de la región norte es el parque interactivo Ocean Word Adventure Park. Allí se pueden tocar, alimentar y jugar con delfines, leones marinos, tiburones, manta rayas y aves tropicales exóticas; en un espacio rodeado de una foresta tropical y con atractivas piletas y toboganes de agua.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: la conexión más eficiente la realiza Copa Airlines, uniendo Buenos Aires con Panamá y luego conectando con el aeropuerto de Santiago de los Caballeros, a sólo una hora de la ciudad de Puerto Plata. 

Dónde hospedarse: la cadena Viva Wyndham inauguró recientemente un establecimiento de la marca V Collection en el destino. Se trata del V Heavens en Playa Dorada, un 5 estrellas para adultos, con sistema all inclusive.

Clima: tropical y húmedo, con una temperatura anual promedio de 28°C.

Moneda: peso dominicano.

Informes: www.godominicanrepublic.com.

EL MAR INFINITO

Si bien es atractiva por sus propuestas culturales y de turismo aventura, Puerto Plata es un destino de playa que anida la belleza inigualable del Caribe. En tal sentido, las propuestas de balnearios y paradores son amplias. A continuación un detalle de las playas más destacadas:  

• Punta Rucia se encuentra en la bahía de Villa Isabel, un litoral de 16 km² de playas, en el que se pueden apreciar las mejores puestas de sol de la provincia.

• La Ensenada es un ícono de la zona de Estero Hondo, muy recomendable para las vacaciones en familias por la baja profundidad de las aguas.

• Punta Devora es una playa tranquila y hermosa, cercana a El Castillo.

• Costambar posee un litoral perfecto para los paseos costeros, cuenta con cancha de vóley, bares y restaurantes sobre la playa.

• Long Beach es una de las playas más visitadas porque se ubica en el malecón de la ciudad capital.

• Playa Dorada es la zona elegida por las grandes cadenas hoteleras para abrir sus establecimientos. El color dorado de la arena es el que le dio el nombre al paraje y hoy es además un polo turístico con centro comercial, bares, discotecas y un campo de golf de 18 hoyos.

• Bahía Sosúa ofrece arena blanca, aguas turquesas y una línea de árboles en toda su extensión.

• Cabarete es un paraje inigualable por la mística que le da su público juvenil.