Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.224.111.99): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Tamaño del texto
San Sebastián, Capital Europea de la Cultura 2016
Encanto y cultura a los pies del Cantábrico
Por Leonardo Larini     |  
16 de Marzo de 2016

Actual Capital Europea de la Cultura, con una gran oferta de actividades pautadas para todo el año, la espléndida ciudad española combina magníficas playas con una atrapante y romántica zona histórica, además de montes que regalan deslumbrantes vistas.

Ubicada sobre la costa del mar Cantábrico, a sólo 20 km. de la frontera con Francia, San Sebastián –capital de la provincia de Guipúzcoa, en la comunicad autónoma del País Vasco– atrapa al visitante con sus deslumbrantes playas, su acogedor casco histórico, su gran cantidad de bares, y las magníficas vistas que pueden apreciarse desde sus montes.

No es una ciudad de dimensiones gigantes, por lo tanto puede ser recorrida a pie, en bicicleta –existen 30 km. de bicisenda– o, para distancias mayores, en autobús.

Quizás lo primero que despierte el interés del viajero sean las playas locales. En ese sentido, La Concha –con su bahía perfectamente curva– es la más hermosa, al punto que está considerada la “playa urbana más bonita de Europa” por algunos medios de turismo. La historia dice que fue popularizada por la reina regente María Cristina a mediados del siglo XIX, que al frecuentarla la puso de moda entre la aristocracia del Viejo Continente, que también la hizo suya, incluso construyendo mansiones en sus alrededores. A través del recorrido por el paseo de la playa pueden avistarse algunas de ellas, además de la isla de Santa Clara.

Al oeste de La Concha, desde los pies del monte Igueldo hasta el Palacio Miramar, se encuentra el balneario Ondarreta. Es el más pequeño de la ciudad, pero igualmente hermoso, y el preferido de las familias.

Por último, Zurriola –al este de La Concha, también conocida como "la playa de Gros”, nombre del barrio en el que se encuentra– es la que frecuentan los más jóvenes. Tiene olas de mayor tamaño, por la cual es la preferida de los surfistas. En su extremo este está El Muro, popular sitio al que la gente acude a disfrutar del atardecer o a observar a los surfistas.

REFINADA ARQUITECTURA Y ATRACTIVOS.

Famoso por su gran cantidad de bares, el casco viejo de San Sebastián está formado por estrechas calles situadas al pie del monte Urgull. Entre ellas sobresalen numerosos edificios de bella arquitectura –como la iglesia de Santa María del Coro– y la Plaza de la Constitución, de estilo neoclásico y sede de las grandes celebraciones de la ciudad. En su entorno hay elegantes construcciones y bares con terracitas.

El área sur del casco viejo es conocida como el “centro romántico”, y se caracteriza por los preciosos edificios de finales del siglo XIX y los restaurantes, bares y tiendas de ropa. En las cercanías se encuentra la Plaza Gipuzkoa, en la que se destacan la Diputación, de estilo neoclásico, y la Catedral del Buen Pastor.

Continuando con el itinerario el visitante puede trasladarse hasta el monte Igueldo, en el extremo oeste de San Sebastián, entre la playa Ondarreta y el Peine del Viento (atracción que ya será descripta). Es posible subir utilizando el funicular, que funciona desde 1912 y cuya entrada está al final de Ondarreta. Desde su cima se obtienen magníficas vistas panorámicas de la urbe y la playa de La Concha. También hay un antiguo y encantador parque de diversiones. Junto a éste se eleva una torre llamada “el Torreón”. Fue construida en el siglo XVI y sirvió como faro hasta que se levantó uno nuevo en 1854. Mucho más adelante, a principios del siglo XX, el Torreón fue renovado, sumando un piso extra y una terraza panorámica. En la actualidad está abierto al público.

Otro sitio de interés es el tradicional Mercado de la Bretxa, erigido con hierro y piedra y de estilo clasicista. Es ideal para apreciar el movimiento cotidiano de los habitantes de la ciudad, donde abundan los puestos y locales de embutidos, carnes, frutas, verduras y flores, además de los típicos ingredientes de la famosa gastronomía vasca.

No hay que dejar de conocer el bellísimo Teatro Victoria Eugenia, inaugurado en 1912 y de estilo neorenacentista español y neoplateresco. Desde su apertura ha sido testigo de los eventos culturales más trascendentes de la ciudad, entre ellos, por supuesto, el famoso Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que se realiza desde 1953 y que concretó allí sus galas de inauguración hasta 1999.

BRISA EN EL PUERTO Y MUSEOS.

Para hacer una pausa durante los paseos, una aconsejable alternativa es la zona del puerto, en la parte oeste del monte Urgull. Los atardeceres suelen ser un sueño, con postales que permiten contemplar las embarcaciones ondulándose en la bahía, además de la playa de La Concha y el monte Igueldo. También se puede conocer el Museo de Ciencias Naturales –donde se expone el impresionante esqueleto de una ballena franca capturada en 1878– y el sorprendente acuario, que tiene 1,8 millones de litros de agua y se recorre a través de un túnel de cristal.

Entre los sitios de interés también figura el Palacio Miramar, una mansión de estilo inglés –situada en la bonita colina que separa las playas de La Concha y Ondarreta– construida a fines del siglo XIX por la reina regente María Cristina como residencia de verano de la monarquía española. Desde 1972 el edificio pertenece al ayuntamiento de San Sebastián y, aunque no está abierto al público, sí lo están sus jardines, que bien vale la pena recorrer, ya que regalan hermosas vistas de las playas y los montes.

En tanto, el del ayuntamiento –situado entre la playa de La Concha y el casco viejo– es uno de los edificios más majestuosos de San Sebastián, mientras que el Museo San Telmo –en la zona antigua– ofrece a sus visitantes una amplia visión de la cultura y la historia vascas.

Por último, bien merece conocerse El Peine del Viento, un curioso conjunto de esculturas de acero situadas al final de la playa Ondarreta y fundidas en las rocas sobre el mar.

CULTURA TODO EL AÑO

Con la concurrencia de 50 mil personas, el 23 de enero San Sebastián concretó la inauguración oficial de su año como Capital Europea de la Cultura. El acto incluyó una "tamborrada" (gran concentración de tamborileros) –que reunió a 6.500 músicos en la playa de La Concha– y un espectáculo de luces en el puente María Cristina.

En cuanto al programa para los 12 meses de 2016, incluye más de 100 proyectos diseñados y desarrollados en colaboración con 500 agentes culturales y artistas europeos, que contemplan aproximadamente 500 actividades culturales, a las que se suman, claro, las tradicionales y ricas propuestas que siempre ofrece la ciudad.

De esta manera, habrá eventos en centros culturales, salas de conciertos, clubes, galerías de arte y otras entidades, además de festivales de cine y de jazz.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: San Sebastián tiene un pequeño aeropuerto situado a 20 km. del centro que recibe vuelos desde Madrid y Barcelona. A 100 km. se encuentra la terminal aérea de Bilbao, conectada con toda Europa; y a 40 km. la de Biarritz, donde operan compañías low-cost francesas e internacionales. También se puede llegar en tren desde otras ciudades españolas y desde París y Lisboa.

Dónde alojarse: la oferta es muy amplia y abarca desde hoteles de categoría 5 estrellas hasta campings en los alrededores, incluyendo albergues, pensiones y hostels. Una tentadora alternativa es el Hotel Mercure Monte Igueldo, situado en la cima de esta elevación natural. Las vistas que proporciona son extraordinarias.

Clima: debido a su cercanía con el mar, el clima de la ciudad es de tipo templado oceánico, caracterizado por temperaturas suaves, humedad relativa elevada y lluvias abundantes durante todo el año. Enero es el mes más frío y agosto el más cálido.

Informes: www.sansebastianturismo.com.