Especiales
Tamaño del texto
Presentación
Córdoba, siempre seductora
Por Solange Goldstein     |  
29 de Septiempre de 2016

Clásico destino argentino, la provincia tiene mucho para descubrir. Desandamos sus principales destinos, nos embarcamos en actividades de turismo aventura y nos dejamos conquistar con sus paisajes. Hay mucho más: historia y cultura en la capital, las estancias jesuíticas y el legado del Cura Brochero.

Córdoba late con plena vitalidad en el corazón de Argentina al ritmo que impone su ciudad capital con su rico legado hispánico, su paisaje serrano salpicado por urbes de gran desarrollo turístico y también por encantadores poblados más pequeños, la invaluable huella de las estancias jesuíticas y la figura emblemática del Cura Brochero.

Quien la visita enseguida cae rendido ante la amabilidad de su gente y su picardía que fluye a través de una seductora e inconfundible tonada. Con el cuarteto de fondo, un vaso de Fernet y la alegría a flor de piel, nos vamos a recorrer la provincia.

Su ubicación privilegiada permite llegar fácilmente desde diferentes puntos del país, tanto por vía terrestre como por avión (hay vuelos directos a distintas ciudades, sin tener que pasar por Buenos Aires). Incluso está conectada por vuelos regionales e internacionales, lo cual constituye una ventaja para los turistas. Actualmente el Aeropuerto Internacional Ambrosio Taravella opera más de 200 frecuencias semanales, con conexión directa a las principales ciudades del país y Latinoamérica, sumando a partir de diciembre la ruta Córdoba/Asunción/Madrid a través de Air Europa.

Sin más preámbulos, los invitamos a desandar esta bella provincia argentina que tiene de todo y para todos, primero a través de estas páginas, y luego in situ.

Los invito a vivir y descubrir Córdoba - por Julio Bañuelos, presidente de la Agencia Córdoba Turismo

Bienvenidos a esta provincia mediterránea, rica en naturaleza e historia, visitada por miles de argentinos y extranjeros todo el año. En Córdoba, concebimos al turismo como una política de Estado, y a la gestión turística como una tarea que se desarrolla trabajando en forma conjunta con el sector privado. Esa concepción es la que nos ha permitido convertir al turismo en una de las principales actividades productivas de la provincia, que genera más de 145 mil puestos de trabajo. 

Además, el auge global del turismo se refleja en el espectacular crecimiento de la infraestructura hotelera y de servicios. En los últimos años se incorporaron 40 mil plazas, todas ellas de calidad.

Quienes llegan, saben que ahora pueden desplazarse con total facilidad y seguridad entre los valles, conectados por rutas, autovías y caminos pavimentados. También es el gran hub aéreo del centro del país, tanto a nivel de cabotaje como internacional.

El turista del siglo XXI es un viajero independiente que gestiona sus reservas y obtiene información a través de Internet y los medios digitales. En este sentido, Córdoba generó múltiples desarrollos, acciones y herramientas puestas a disposición de los turistas: aplicaciones para dispositivos móviles, páginas web, redes sociales y plataformas específicas para los productos turísticos.

Y ello es apenas una parte de la inagotable oferta que Córdoba ofrece a quienes la visitan, reconocida por su valioso patrimonio cultural y religioso, tierra en la que vivió el Santo José Gabriel Brochero y donde realizó su obra de ayuda al prójimo. Tierra en la que es posible recorrer la Manzana Jesuítica y las Estancias Jesuíticas, declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco en 2000. 

Además, Córdoba convoca más de 400 fiestas y festivales populares, ofrece sierras y ríos inigualables, estancias rurales, campos de golf, circuitos gastronómicos, caminos del vino y centros de compras y divertimento, combinando el ritmo vertiginoso de las grandes ciudades con la tranquilidad de los pueblos serranos. Por todas estas razones, a las puertas de una nueva temporada turística, los invito a vivir y descubrir Córdoba.