Especiales
Tamaño del texto
Cura Brochero
El Santo argentino, el orgullo de un pueblo
Por Redacción Ladevi   |  
29 de Septiempre de 2016

Nació, creció y llevó una vida entregada la caridad en Córdoba. Por eso es una de las figuras más veneradas por este pueblo. Este año Cura Brochero se convertirá en el primer Santo argentino nacido y fallecido en el país. Por tal motivo se diseñó un circuito turístico en torno a su figura cargado de mística, que vale la pena descubrir.  

Su nombre es José Gabriel del Rosario Brochero y nació el 16 de marzo de 1840 en el paraje Carreta Quemada, ubicado a pocos kilómetros de la localidad Villa Santa Rosa, en el departamento de Río Primero. Y este fue el lugar donde inició una vida dedicada a la caridad y el servicio religioso.

En 1866 Brochero se ordenó sacerdote, desempeñó su ministerio sacerdotal en la catedral de la ciudad de Córdoba y fue prefecto del Colegio Seminario Nuestra Señora de Loreto. En 1869 fue elegido vicario del valle de Traslasierras y se estableció en la localidad de Villa del Tránsito, actualmente llamada Villa Cura Brochero en su honor. Allí asumió como propias las necesidades de los pobladores, construyendo iglesias, capillas, escuelas y más de 200 km. de caminos entre las montañas.

El padre Brochero, conocido popularmente como el “cura gaucho”, se enfermó de lepra como consecuencia de atender a pacientes con esta dolencia y falleció el 26 de enero de 1914. Su obra cristiana de amor al prójimo conquistó el corazón de los cordobeses.

El 14 de septiembre de 2013 más de 100 mil seguidores presenciaron en Villa Cura Brochero la misa que lo beatificó y este año será canonizado por el Papa Francisco, convirtiéndose en el primer Santo argentino, nacido y fallecido en el país.

Hoy es posible desandar las huellas del Cura Brochero en la provincia mediterránea, a través de un circuito turístico plagado de mística y emotividad. En Villa Santa Rosa se encuentra el paraje Carreta Quemada, donde se puede visitar su casa natal, una representación de la capilla donde fue bautizado, la casa de ejercicios espirituales que él mismo fundó, el balneario donde recibió su primera señal milagrosa, el colegio Santísimo del Rosario inaugurado por el sacerdote y el cementerio Campo Santo, donde están enterrados sus padres.

En tanto, en Córdoba capital se puede visitar la Universidad Nacional de Córdoba donde estudió Brochero, la iglesia de la Compañía de Jesús, la Capilla Doméstica, donde realizaba sus ejercicios espirituales; la basílica Santo Domingo, que frecuentaba cuando participó de la Tercera Orden de Santo Domingo; la iglesia Catedral, el Cabildo donde se entrevistó con gobernadores, la casa donde se reunió a con su amigo Miguel Juárez Celman, ubicada en Rivera Indarte, entre Deán Funes y 9 de Julio; y la casa de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.

Asimismo, en Villa Cura Brochero se encuentran los principales vestigios de su obra como sacerdote. El circuito incluye la casa donde llevó adelante sus ejercicios espirituales, que actualmente alberga el Museo Brocheriano; el colegio Tránsito de María, que construyó para niñas junto a las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús; la parroquia que edificó como sede del Curato del Tránsito –actual Santuario Diocesano Nuestra Señora del Tránsito–, la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, la casa donde vivió junto a su hermana Aurora y el acueducto Los Chiflones, que construyó para proveer de agua a los vecinos de la villa.