Tamaño del texto
Calendario anual
¡Vamos!, que pronto comienzan las fiestas en España
Por Mariana Iglesias     |  
23 de Enero de 2017

Tanto para quienes visitan España por primera vez como para quellos que ya han estado por estos horizontes, les presentamos un calendario con las principales festividades que tienen como escenario localidades de ese país y donde muestran parte de su cultura y su historia. Ideal para complementar con la estadía.  

En esta edición de la Revista Viajando seleccionamos algunas de las festividades más relevantes de España y armamos un calendario tentativo para 2017. De esta manera, bastará con chequear el mes de su interés para conocer fechas, lugares y temáticas de las celebraciones más interesantes del destino.

ENERO: TAMBORRADA DE SAN SEBASTIAN.

Cada 20 de enero la ciudad celebra a su patrono y a las 12 de la noche se dan cita en la plaza de la Constitución numerosas agrupaciones de tambores que interpretan piezas musicales del cancionero local.

Las tamborradas (cuerdas de tambores) están conformadas por más de 100 agrupaciones de tamboreros que desfilan por las calles de la ciudad ataviados con distintos uniformes militares que fueron utilizados a lo largo de la historia de la región.

Luego de 24 horas de festejos, suena la última agrupación, la tamborrada de la Unión Artesana, pone el broche de oro a la celebración hasta el año próximo.

FEBRERO: SINÓNIMO DE CARNAVAL.

Cada año, pueblos enteros trabajan para lucirse durante la celebración del carnaval, que en esta ocasión será del 22 de febrero al 5 de marzo. Para ello, nos adentramos en las carnestolendas de Cádiz y Tenerife.

En Cádiz (Andalucía) el carnaval gana la calle y se vuelve una fiesta colorida y popular donde la gente se predispone con alegría para bailar, cantar y divertirse. Durante estos días los disfraces son “obligatorios” y el contenido de las canciones y de los cuplés se destacan por sus temáticas irónicas y humorísticas, sin escatimar en la crítica social.

Los espectáculos y los desfiles varían de acuerdo al día; la Gran Cabalgata tiene lugar el primer domingo por la avenida de acceso a la ciudad y la Cabalgata del Humor recorre el casco histórico el último fin de semana. Además, durante toda la celebración se desarrollan peñas, bailes y fiestas gastronómicas.

Dato: quienes hayan gozado alguna vez del carnaval de Montevideo descubrirán en el de Cádiz su origen e inspiración. Imperdible.

El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, en tanto, es famoso por ser uno de los más populares del mundo. Durante quince días la alegría, la libertad y la imaginación desbordan las calles de esta ciudad canaria.

La elección de la reina, la cabalgata que anuncia Carnaval, la música y los desfiles ganan la calle esos días, mientras que el martes será el desfile del “Coso”, una cabalgata que da lugar (al día siguiente) al “entierro de la sardina” que representa el espíritu del carnaval paseándose por las calles, en una carroza que terminará ardiendo ante el desconsuelo de una corte de viudas y viudos que acompañan el recorrido.

Durante el fin de semana se producirá la despedida definitiva de la fiesta con la celebración de la Piñata Chica, actuaciones, verbenas y desfiles.

LAS FALLAS DE MARZO.

Valencia se prepara para recibir la primavera y las calles se llenan de alegría y bullicio con la fiesta de “Las Fallas” (del 26 de febrero al 19 de marzo), exponente máximo de la unión de tradición, sátira, arte y sentimiento por una tierra.

Participar de esta fiesta, que quema todo lo malo y renace de sus cenizas, es una experiencia inolvidable tanto para los locales como para aquellos viajeros que ocasional o intencionalmente coincidan en la ciudad.

Históricamente, en vísperas de la primavera, se prescindía del trabajo nocturno y se quemaba en la puerta de cada taller el “parot” (artilugio de madera para alumbrar). Para alimentar la hoguera, los artesanos acumulaban virutas y listones inservibles que aportaba el vecindario. Posteriormente se comenzó a ataviar el parot con harapos y algún sombrero –como cabeza– para otorgarle aspecto humano; de este modo se dio origen al “ninot”.

Mientras dura la celebración, el cielo de Valencia se llena de luz y color. “La Mascletà” es el espectáculo de fuegos artificiales que reúne a miles de personas en la plaza del Ayuntamiento; asimismo, en las “despertàs” –de primeras horas del día– los falleros tiran cientos de cohetes en sus barrios, sacudiendo la modorra de los vecinos más remolones.

Otra de las noches todos los monumentos arden en llamas y a partir de las 22 comienza la “cremà” de los monumentos infantiles para luego encender los grandes.

La falla de la plaza del Ayuntamiento es la última en arder, a la 1 de la madrugada, y siempre va precedida de un ramillete de espectaculares carcasas que llenan la plaza de ruido, luz y color dando paso a la cremà de la última falla de la ciudad, y por tanto al final de la fiesta.

ABRIL: FERIAS y SEMANA SANTA DE SEVILLA.

Durante una semana, Sevilla vive solo para esta fiesta, donde la música, la gastronomía, el baile y las ganas de divertirse crean un ambiente muy especial.

En primer lugar, se destacan los impactantes trajes andaluces: los hombres con la indumentaria campera tradicional, y las mujeres con el vestido flamenco o de gitana. El paseo de los caballos; la corrida de toros de la plaza de la Maestranza y la zona lúdica conocida como la Calle del Infierno son solo algunas de las actividades que propone la ciudad.

Tras una semana de diversión, un impresionante espectáculo de fuegos artificiales tiene lugar el domingo a medianoche y despide la feria hasta el año siguiente.

La Semana Santa es otra de las celebraciones más profundas y arraigadas del país. Se trata de una conmemoración con siglos de historia y tradición en la que se recuerda la pasión y muerte de Jesucristo. Participar en alguno de los festejos dejará en el viajero una sensación imborrable.

En estos días, numerosas imágenes de Jesucristo y de la Virgen salen a la calle para ser contempladas por miles de personas que las admiran con devoción.

A quienes tengan la suerte de encontrarse en España durante la Semana Santa, les recomendamos participar de las multitudinarias procesiones andaluzas, muy especialmente las que se celebran en Málaga o en Sevilla donde estos días de fervor religioso se viven con gran intensidad.

MAYO: FERIA DEL CABALLO Y FESTIVAL DE LOS PATIOS.

Uno de los eventos más importantes de este mes, que se desarrollará del 13 al 20 de mayo es la Feria del Caballo en Jerez de la Frontera, una celebración que pone en valor el papel de los equinos programando varias actividades temáticas como el paseo de jinetes, el de enganches, las pruebas hípicas y la designación del mejor carruaje.

La difusión y promoción del flamenco también es una prioridad que se refleja en la feria. En cuanto a los sabores locales, desde Viajando les recomendamos probar el “rebujito”, una mezcla de vino fino con soda de lima además del clásico pescaíto frito y los guisos típicos como la cola de toro que también forman parte del menú festivo.

En mayo también tiene lugar el Festival de los Patios cordobeses. Este encuentro se desarrolla la primera quincena del mes, cuando los propietarios de los patios que participan en el concurso los abren para que el público pueda visitarlos de modo libre y gratuito.

Vale destacar que los patios de Córdoba representan el lugar de encuentro y el área de distribución de las propiedades. Durante el concurso se engalanan con flores y se embellecen las fuentes de los recintos. De esta manera, se conforma una hermosa imagen en la que se fusionan agua, luz y vegetación como un reflejo inconfundible del pasado árabe de la ciudad.

JUNIO: QUEMA EN LAS HOGUERAS DE SAN JUAN.

Durante varios días, Alicante celebra este homenaje al fuego en el que las protagonistas son auténticas obras de arte efímero, llamadas “hogueras”, enormes figuras de cartón y madera que se queman en la noche de San Juan.

En esta celebración miles de personas salen a la calle para vivir esta fiesta que rinde culto al fuego. Los eventos comienzan con la colocación de las hogueras que, con su aire satírico, llenan las calles de Alicante de ingenio y buen humor. Ese día también se instalan las “barracas”, donde se realizan las verbenas populares y se degustan deliciosas empanada de atún, cebolla y piñones.

Las damas de honor, vestidas con trajes tradicionales; la ofrenda floral a la Virgen del Remedio y el desfile folclórico internacional son algunas de las celebraciones que se suman a los espectáculos pirotécnicos en la plaza de los Luceros.

A las 12 de la noche del 24 de junio llega el momento cumbre: tras una extraordinaria demostración de fuegos artificiales, las hogueras repartidas por toda la ciudad arden entre alegres bailes y cantos, al mismo tiempo que los bomberos lanzan agua a los asistentes en lo que se conoce como la “banyá”.

En La Coruña (Galicia) el día más esperado es el 23 de junio, ya que durante toda la jornada se suceden desfiles con bandas de música, gaitas y bailes tradicionales, así como las comparsas de gigantes y cabezudos. La plaza de María Pita es el escenario de un festival musical, mientras el olor a sardinas asadas invade la ciudad a la hora de la cena.

A medianoche, la fiesta adquiere su dimensión más espectacular ya que una gigantesca hoguera arde en las playas de Riazor y Orzán iluminando el cielo, el mar y la ciudad que recibe al verano en todo su esplendor.

7 DE JULIO ES SAN FERMÍN.

Bastará con leer algunas páginas de “Fiesta”, la reconocida novela de Ernest Hemingway para sentirnos parte de una de las celebraciones más singulares y populares de España: la fiesta de San Fermín, un encuentro en el que los toros son, sin dudas, los protagonistas.

El epicentro de la celebración es la plaza del Ayuntamiento de Pamplona; allí miles de pamploneses, vestidos con el traje blanco y rojo típico, aguardan el lanzamiento del cohete que cada 6 de julio marca el inicio de la fiesta, que se extenderá por nueve días desatando la alegría colectiva en las calles de la ciudad.

Uno de los puntos altos del festejo es el momento de los encierros: el primero se realiza el 7 de julio y se trata de una carrera vertiginosa y llena de dificultades en la que cientos de personas corren –durante tres minutos– delante de los toros atravesando el casco antiguo hasta llegar a la plaza donde los animales serán lidiados en la corrida de la tarde.

El evento se extiende hasta el 14 de julio.

AGOSTO DE TOMATINA, TEATRO Y ROMERÍA.

El último miércoles de agosto se celebra en Buñol (Valencia) la Tomatina, una peculiar fiesta que congrega todos los años a una multitud de personas dispuestas a divertirse arrojándose tomates unos a otros.

La jornada comienza a las 9 de la mañana y poco a poco, la plaza de Buñol se va llenando de gente. Desde los balcones los vecinos lanzan baldes con agua a quienes se preparan para enfrentar la divertida batalla campal.

Más tarde aparece el primer camión cargado con la “munición” y quienes van en el remolque comienzan a lanzar los tomates. Por fin el vehículo se detiene y suelta su carga. Entonces, la multitud se abalanza para aprovisionarse de “balas” y en pocos segundos todo se tiñe de rojo.

Por otra parte, en Bilbao, del 20 al 26 de agosto, se celebra la Semana Grande, una tradicional fiesta en homenaje a la virgen de Begoña.

Conciertos, teatro, fuegos artificiales y actividades infantiles se desarrollan en diferentes escenarios dispuestos en la ciudad. Además, un pregón y varias corridas de toros completan las actividades que toman las calles y plazas de la ciudad hasta las márgenes de la ría, donde también se instalan casetas con música, comida y bebidas.

Por otra parte, las romerías vikingas tienen lugar cada primer domingo de agosto en Catoira (Galicia), en la que se escenifica un singular espectáculo sobre las invasiones que perpetraron allí los habitantes de este pueblo nórdico.

Durante el encuentro, los locales se disfrazan de guerreros vikingos y representan un ataque pirata. La celebración incluye la actuación de grupos folclóricos.

En un área fortificada se instala un mercadillo medieval y se emula el desembarco a bordo de una réplica de un barco vikingo, mientras los habitantes de la villa intentan resistirse a los invasores generando una batalla simulada, en la que los participantes terminan empapados en vino.

Tras la lucha, todos disfrutan de una comida regional amenizada con el sonido de las típicas gaitas. Luego tiene lugar una peña literaria, un pregón y algunas funciones teatrales.

SEPTIEMBRE CELEBRA A SAN MATEO.

El 21 de septiembre en Logroño, La Rioja, se desarrolla la festividad en honor a San Mateo. Se trata de un acto tradicional en el Paseo del Espolón donde se depositan cestos de racimos de uva, de todas las comarcas riojanas, que son transportados por parejas de niños vestidos con los trajes típicos comarcales.

El mosto extraído en este rito es ofrecido a la virgen de Valvanera, patrona de La Rioja. Esta fiesta desborda las calles con desfiles de carrozas, peñas y ferias taurinas. El aroma del vino y las comidas regionales conquistan los sentidos de los locales y visitantes que allí se dan cita.

OCTUBRE: LA FIESTA DEL PILAR EN ZARAGOZA.

Se trata del mayor festejo de la capital de Aragón y propone disfrutar de actos teatrales, conciertos, animación para niños, danza y corridas de toros que toman por asalto las calles de la ciudad.

El 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar y patrona de la ciudad, es la jornada central. Por la mañana tiene lugar la multitudinaria ofrenda de flores y al día siguiente, se prevé la ofrenda de frutos. Luego tiene lugar una procesión de carrozas y faroles de cristal que recorren las calles de Zaragoza.

NOVIEMBRE CELEBRA A SAN ANDRÉS.

A finales de noviembre se celebra en Navarra la feria de San Andrés de Stella Lizarra. Los eventos comienzan un domingo en la plaza de Santiago. Allí se desarrolla la tradicional exhibición de ganado, y en la vecina plaza de los Fueros se expone una muestra de artesanía de la comarca.

A lo largo de la jornada se suceden exposiciones de productos regionales como quesos, vinos y trufas que los asistentes pueden degustar, así como una exquisita ternera que se asa en la plaza de San Martín.

DICIEMBRE: ¡FELIZ ZAMBOMBA!

La zambomba es la expresión más genuina de la Navidad en Jerez de la Frontera, donde se celebra esta singular fecha degustando vinos locales, repostería tradicional y cantando hipnóticos villancicos ‘aflamencados’.

Es natural pasear por la ciudad y toparse con estos cánticos, que encuentran en el flamenco su expresión diferencial. Por eso la zambomba es considerada una señal de identidad de Jerez y de toda Andalucía.