Tamaño del texto
Caribe
10 razones para visitar Curazao
Por Redacción Ladevi   |  
08 de Marzo de 2017

Se trata de una isla caribeña poco conocida por muchos, situada a una hora y media de vuelo desde Colombia. Curazao sorprende con su impronta holandesa y colorido en las construcciones, pero también por las playas soñadas y la oferta de actividades complementarias al sol y el mar.

De raíz holandesa y estilo caribeño, Curazao es una isla de 444 km² que resguarda impresionantes paisajes tanto en tierra como en mar. Si el viajero aún no la conocer, aquí le damos 10 razones para escaparse rápidamente y disfrutar de ella.

-La bella Willemstad. La isla se distingue por su colorido natural, pero también por los que proyectan los edificios de la capital que, además, conservan el estilo del siglo XVIII. En Willemstad el visitante podrá admirar las construcciones gubernamentales.

Cuando el turista se adentra en Punda y Otrabanda se ve sumergido en un laberinto de pequeñas callejuelas románticas con monumentos que se han conservado a través del tiempo. La historia agitada de ambas zonas se hace presente con el paso de los viajeros, quienes pueden tomar estos recorridos a pie con guías locales especializados. Quienes prefieran hacer el circuito sin caminar pueden abordar el trencito Trolley.

-Landhuizen. Se trata de plantaciones que datan de los siglos XVIII y XIX situadas habitualmente en una colina. Utilizando el coral y los ladrillos como materia prima, las construcciones coronan con tejas holandesas.

Muchos de estos edificios se encuentran abiertos al público, como Brievengat, una de las más grandes de la isla, dedicada al cultivo de aloe y a la cría de ganado. Jan Kok, por su parte, es una de las más antiguas, aunque luego fue restaurada. También vale la pena conocer San Juan, Porto Mari y Raphael, entre otras.

-Playas. Como ocurre en muchos destinos caribeños, las playas son soñadas, todas con aguas cristalinas y cálidas. La mayoría se encuentra en la costa suroeste, donde las aguas son más calmas y algunas cobran entrada. Kenepa, por ejemplo, es una de las más populares con sus dos calas y sus hermosas vistas desde el acantilado. Para conocer el trabajo de los pescadores, playa Piskado es el lugar. Mientras que los amantes de la vida submarino deben saber que Kalki o Jan Thiel. Blue Bay, en tanto, cuenta con todos los servicios para la comodidad de los turistas. Claro que hay muchas más opciones.

-Buceo y esnórquel. Curazao cuenta con 40 área que incluyen 65 sitios específicos donde practicar buceo o esnórquel. Todos ofrecen una variada combinación de formaciones coralinas, peces tropicales y una innumerable colección de vida marina. Gracias al característico color turquesa de sus aguas, la visibilidad promedio puede alcanzar los 30 m. de profundidad. Se pueden experimentar vivencias únicas como bucear en Airplane Wreck, donde se encuentran los restos de un aeroplano hoy cubiertos por vida submarina. O en Barracuda Point, que debe su nombre a las especies de barracudas que merodean la zona. Para contemplar las formaciones coralinas, Basora o Black Rock prometen panorámicas espectaculares. Quien se anime a zambullirse en aguas profundas, Diner´s Leap es el sitio.

-Senderismo en Christoffelpark. Hacia el oeste de Willemstad se encuentra el parque nacional más grande de Curazao. Esta visita obligada es una de las sorpresas de la isla, con una flora y fauna silvestre únicas. El lugar tiene ocho rutas para hacer senderismo, que pueden ser recorridas en carro o a pie. En esta última modalidad, el caminante podrá ascender hasta la cima de la montaña Christoffel, que está a 374 msnm. Desde lo más alto del cerro se siente la gloria. Para esta actividad se recomienda iniciar muy temprano.

Muy cerca de allí se localiza el Parque Nacional Shete Boka, que aloja más de 10 bocas donde se reproducen tres especies de tortugas. A orillas del escarpado campo el visitante gozará de un espectáculo con grandes olas.

-Rapel en el Puente Reina Juliana. El puente Reina Juliana es una colosal obra de ingeniería humana que une a Otrobanda y Punda desde principios de la década del 70. Descender desde sus 47 m. de altura es una experiencia desafiante. Previo al ascenso, un instructor calificado de escalada entrega la vestimenta que incluye cascos y arneses, además de dar especificaciones sobre la técnica para realizar la bajada.

Esta actividad exige a los aventureros usar ropa cómoda, zapatos con suela de goma y el deseo de superar cualquier miedo. Los grupos varían entre 2 y un máximo de 20 personas para esta actividad, cuya duración promedio es de 4 horas.

-Conducir un vehículo todo terreno. La aventura contempla recorridos dentro y fuera de la carretera, donde se pueden ver algunos de los barrios más exclusivos de la zona y la plantación de aloe vera. El único requisito para manejar un “Quad” o vehículo todo terreno es contar con una licencia de conducción.

Otra alternativa es tomar una excursión en mountain bike para adentrarse en cavernas; o en buggy. También hay prestadores que combinan varias disciplinas en una misma excursión.

-Actividades con niños. Ubicado en la península de Bapor Kibra, en el extremo sureste de Curazao, y con más de 30 años, el Sea Aquarium se ha consolidado como uno de los más importantes del mundo. Los hábitats de sus más de 200 especies cuentan con un sistema de aguas abiertas que ayuda al bombeo de agua fresca para los estanques. Sus techos facilitan una iluminación natural, lo que reduce el uso de energía eléctrica.

Delfines, lobos marinos, tiburones, tortugas, entre otras especies, conviven en un ambiente confortable y similar a su ecosistema de origen. Además del interesante recorrido, el Sea Aquarium ofrece programas como el Dolphin Academy, un encuentro con estos amigables mamíferos marinos.

-Eventos. Durante todo el año la isla es morada de diversas celebraciones, festivales de arte, concursos de danza, conciertos y eventos deportivos. Una de las citas más importantes es el carnaval, cuya tradición en la isla se retrotrae al siglo XIX, cuando se organizaban mascaradas y marchas en clubes privados. No fue hasta 1969 que el Carnaval de Curaçao comenzó a ganar la popularidad de la que goza hoy en día. Las marchas principales se llevan a cabo en febrero o marzo y participan carrozas simbólicas y personajes disfrazados. Las celebraciones generalmente duran hasta la víspera del miércoles de ceniza.

-Acceso. Curazao está a sólo una hora y media de vuelo desde Colombia, por lo que es una opción combinarla con este destino. Además, operan vuelos directos. Otra de las cualidades que nos hermana con este lugar es que la mayoría de los habitantes habla español, además de inglés, holandés y papiamento.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cuándo viajar: en cualquier época del año Curazao siempre será vibrante y colorida. Cabe anotar que es la más grande de las islas holandesas en el Caribe, y está situada fuera de la zona de huracanes.

Moneda: es el florín holandés antillano, pero el dólar americano y los euros son recibidos en cualquier establecimiento.

Idioma: papiamento, pero los curazoleños en promedio hablan tres idiomas (español, inglés y holandés).

Informes: www.curacao.com/es/.