Tamaño del texto
Canadá
Urbes encantadoras, naturaleza primigenia
Por Redacción Ladevi   |  
15 de Marzo de 2017

Este año es una excelente oportunidad para conocer lo mejor de la nación norteamericana, comenzando por las ciudades más relevantes –Toronto, Vancouver, Montreal– y siguiendo por los atractivos naturales. Es que para celebrar el 150º aniversario de la Confederación Canadiense, todos los parques nacionales de Canadá cuentan con entrada libre y gratuita. 

Mediante un Acta Constitucional, el 1º de julio de 1867 fue oficialmente proclamada la Confederación Canadiense, inicialmente con cuatro provincias: Ontario, Quebec, Nova Scotia y New Brunswick. A través de las décadas, la nación experimentó numerosos cambios y expansiones, junto con el surgimiento y la evolución de metrópolis únicas. Y exactamente 150 años después del Acta, Canadá ha decidido celebrar ese acontecimiento con múltiples iniciativas, entre ellas la de Parks Canada, que durante 2017 ofrece admisión gratuita a todos los parques nacionales, sitios históricos y áreas de conservación marina que administra.

Por ello este año proponemos combinar las ciudades canadienses más emblemáticas con sus atractivos naturales más cercanos, dos facetas indisociables de lo mejor de ese país.

VANCOUVER: PAZ SOBRE EL PACÍFICO.

La naturaleza, el deporte y la aventura forman parte de la idiosincrasia de esta tradicional ciudad canadiense recostada sobre la costa del Pacífico.

Para comenzar un recorrido citadino nada mejor que el área de Gastown, sitio oficial del nacimiento de Vancouver. Inicialmente se trataba de un asentamiento que floreció alrededor de una taberna fundada en 1867 por un marinero y buscador de oro llamado John "Gassy Jack" Deighton. En este distrito histórico las calles empedradas se combinan con edificios victorianos que hoy albergan desde tiendas de souvenirs hasta galerías de arte nativo.

Otro paseo recomendado es Granville Island, a la que se accede tomando un ferry en False Creek. Su arquitectura está compuesta mayormente por galpones remodelados, lo que habla del pasado industrial de la isla. Afortunadamente, la zona fue rejuvenecida y desde entonces se ha transformado en un caso de éxito para los urbanistas. Hoy el enclave cobija a talentosos artistas y artesanos así como a músicos callejeros que asaltan por sorpresa las calles. Además, es el epicentro del entusiasmo culinario de Vancouver, y por ello los chefs locales suelen comprar aquí.

Por otro lado, en el este de la ciudad se encuentra el tercer barrio chino más grande del continente, luego de los de San Francisco y Nueva York. Su origen se remonta al siglo XIX, cuando los primeros inmigrantes chinos llegaron a la Columbia Británica para trabajar en la construcción de vías y la exploración de minas. El mercado presenta una variedad impresionante de productos exóticos, carnes, hierbas y alimentos disecados, destacándose los dim sum y las tiendas de tés con sus variedades de oolong.

Una clásica visita en las afueras de Vancouver tiene como protagonista a la montaña Grouse. Su funicular Skyride se eleva 1.100 m. mientras los pasajeros pueden llevar un completo panorama de la ciudad, los picos vecinos, el océano Pacífico, bahías e islas. Un hito de la montaña es el puente colgante Capilano, cuyos 137 m. de largo están suspendidos a 70 m. de altura. Un sendero sobre el precipicio de granito que bordea el río Capilano constituye un desafío para los corredores, quienes pueden trotar a través de estrechos puentes, escaleras y plataformas.

En tanto, en una península al noroeste de Vancouver, el Stanley Park registra cerca de 8 millones de visitantes cada año. Esto se debe a sus decenas de kilómetros de senderos internos y perimetrales; al Vancouver Aquarium, que alberga más de 70 mil criaturas marinas; y a la colección de totems Brockton Point, que comenzó en 1920.

Parques cercanos:

-Gulf Islands: las águilas y aves marinas dominan los cielos de este compilado de islas situado al oeste de Vancouver, mientras que focas, nutrias y orcas hacen lo propio en sus aguas. Aquí se puede hacer hiking, kayak y bicicleta, uniendo hitos como miradores, faros y lagunas. El parque es accesible solo por agua, a través de un servicio de ferry que puede transportar autos y bicicletas.

-Pacific Rim: más al norte, esta reserva combina costas rocosas y una extensa playa con la historia –y las historias– de los habitantes originarios de Canadá, ofreciendo una experiencia a la vez natural y cultural.

TORONTO: UNA FIESTA DE BARRIOS.

Toronto está constituido por una colección de barrios muy distintivos, cada cual con su impronta particular.

Lógicamente, Old Town puede ser el primero a recorrer. Allí se encuentra el St. Lawrence Market, existente desde 1803, y hoy en día uno de los puntos gastronómicos más salientes de la urbe. En este reducto se puede ver, oler y, por supuesto, probar los productos más frescos, entre los que se destacan el queso y los pescados. Muy cerca está el Distillery District, un área peatonal compuesta por antiguos edificios de ladrillo a la vista que funcionaban como destilerías. Desde hace algunos años estas propiedades se han transformado en galerías de arte, restaurantes y diversos locales de diseño.

Tal como su nombre indica, el Entertainment District ofrece de todo para la diversión y dispersión del turista: desde presenciar un partido de los Toronto Raptors o los Toronto Blue Jays, visitar el Ripley’s Aquarium o, con suerte, fisgonear a alguna estrella hollywoodense en ocasión del Festival Internacional de Cine. Más allá de ello hay un paso obligado: el ascenso de los 553 m. de altura de la icónica CN Tower.

Por su parte, Kensington Market y Chinatown reflejan la amplia diversidad étnica de Toronto. Latinos, europeos y residentes provenientes de todas las regions de Medio y Extremo Oriente han constituido aquí sus hogares y sus negocios. En el vecindario también se encuentra el denominado AGO (Art Gallery of Ontario), que exhibe cerca de 90 mil obras de arte, incluyendo trabajos de artistas legendarios como Rubens, Goya, Picasso y Rembrandt.

En las zonas de Queen West y King West, todo está relacionado con lo cool, desde el shopping y el arte, hasta los estudios de diseño y los bares con música en vivo. A esta tendencia se suma Liberty Village, barrio elegido por los profesionales para instalarse, del mismo modo que lo vienen haciendo las pequeñas y medianas compañías dedicadas a la tecnología y el mundo digital.

Parques cercanos:

-Georgian Bay: en este archipiélago –el más grande del mundo en agua dulce– se ubica una reserva que resguarda densos bosques de pinos flanqueados por costas graníticas. Aquí la aventura consiste en pasear en bicicleta, acampar (o tomar una cabaña) y llegar hasta los altos miradores. Georgian Bay está a solo dos horas de Toronto y es solo accesible por vía acuática, por lo que se debe tomar el velero denominado DayTripper.

-Bruce Peninsula: está formación, que se encuentra en la costa enfrentada al parque Georgian Bay, se destaca por sus acantilados y la plenitud de su vida natural: aquí se pueden encontrar desde osos negros y extraños reptiles, hasta retorcidos cedros y diversas especies de orquídeas. Tanto este parque como Georgian Bay gozan del servicio directo de buses Parkbus.

MONTREAL: EL TOQUE FRANCÉS.

Clásica y moderna a la vez, Montreal tiene un poco de todo. Es bueno comenzar por el Vieux Montreal, el barrio más antiguo, que contiene el punto fundacional de la ciudad, establecido en 1642. Sus calles de adoquines reflejan la reminiscencia europea junto a los carros tirados por caballos que llevan a los pasajeros a los diversos atractivos entre el laberinto de caminos. Durante el día, muchos llenan los cafés y las tiendas de moda, mientras otros caminan por el paseo costero local, conocido como Vieux-Port. El cual por las noches resulta ser un sitio ideal para cenar y tomar algo.

Si hay algo indiscutiblemente distintivo en Montreal es el denominado RÉSO, una verdadera ciudad bajo la tierra, unida a través de 30 km. de caminos y túneles que conectan shoppings, estaciones de subte y edificios. Esta red brinda acceso a 2.000 tiendas, 17 museos, un estadio de hockey, un cine e incontables bares y restaurantes. Cerca de 500 mil personas pasan cada día por el RÉSO, ya sea para escapar del frío o utilizar una de sus tantas facilidades.

En tanto, el monte Royal es una elevación situada en pleno corazón de Montreal, cuyo gran parque fue diseñado por Frederick Law Olmstead, el mismo que estuvo a cargo del Central Park de Nueva York y bajo la misma premisa: que la ciudad cuente con una inmensa área donde la gente pueda disfrutar del aire libre.

Siguiendo la línea natural, el Espace Pour La Vie ofrece una colección de experiencias únicas: El Biodomo, el Jardín Botánico, el Insectario y el Rio Tinto Alcan Planetarium. Aquí se trata de conectarse con la naturaleza y el universo a través de vivencias como oler cerca de 22 mil flores y plantas, almorzar junto a pingüinos y linces, o identificar insectos.

Otros hitos destacados de Montreal son la basílica de Notre-Dame, la primera iglesia de estilo gótico de Canadá; el oratorio de Saint-Joseph du Mont-Royal, cuyo domo es el segundo más alto (97 m.) del mundo, luego de la basílica de San Pedro, en Roma; el Museo de Bellas Artes, fundado en 1860; la calle Rue Ste.-Catherine, ideal para hacer shopping; y la Place des Festivals, donde siempre hay algún espectáculo digno de apreciar.

Parques cercanos:

-La Mauricie: a 200 km. de Montreal, esta región es reconocida por sus bosques de coníferas y más de 150 lagos. Por eso éste es el hogar de diversas especies de aves –destacándose los colimbos o “loons”–, mientras que los humanos también pueden disfrutar del agua en las piletas naturales formadas por las cascadas de la reserva.

-Parcs Quebec: también hay una serie de áreas naturales protegidas cercanas a Montreal que no están bajo la órbita de Parks Canada (por lo que no tienen entrada libre en 2017), pero que bien vale la pena visitar, como el Parc National des Îles-de-Boucherville, el Parc National d’Oka y el Parc National du Mont-Tremblant.

TIPS PARA EL VIAJERO

Pase libre: los interesados pueden obtener su pase gratis a los parques en el sitio web de Parks Canada, que permite visitas ilimitadas a todos los parques nacionales y sitios históricos administrados por ese organismo. Un pase es válido para todo el grupo familiar o de amigos, mientras viajen juntos.

Tipo de cambio: US$ 1 equivale a 1,3 dólares canadienses. Se estima que los bienes y servicios en Canadá son en general más económicos que en Estados Unidos.

Informes: www.tourismvancouver.com

www.seetorontonow.com y

www.tourisme-montreal.org.