Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.224.111.99): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Tamaño del texto
Todas las propuestas de un destino que cautiva
10 razones para visitar Panamá
Por Redacción Ladevi   |  
02 de Octubre de 2017

Si bien es un país pequeño, Panamá reúne un sinnúmero de escenarios: desde la selva, donde practicar actividades de turismo aventura; las playas, tanto del lado del Caribe como del Pacífico; la ciudad, con su legado histórico y sus opciones de compras; y su cultura, que se palpa en otros enclaves del interior. 

-Biomuseo: un espacio con diseño de autor. Hace tres años se inauguraba este espacio ubicado en la Calzada de Amador –a la entrada del Canal de Panamá, sobre el océano Pacífico–. Por lo tanto seguramente muchos no lo conocen. Se trata de un sitio interesante por dos motivos: para conocer la historia del surgimiento del istmo de Panamá y para admirar su diseño, obra del mundialmente reconocido arquitecto Frank Gehry en Latinoamérica.

Con 4.000 m2 y ocho galerías de exhibición permanente, despliega los detalles de cómo se originó el istmo de Panamá, que unió dos continentes, separó un gran océano en dos y cambió la biodiversidad del planeta.

Además, incluye un atrio público, un espacio para exhibiciones temporales, una tienda, una cafetería y múltiples exhibiciones exteriores dispuestas en un parque botánico. Y, adicionalmente, ofrece una fantástica vista de la ciudad moderna, el Casco Antiguo, el cerro Ancón y el puente de las Américas.

-Shopping I: Ciudad de Panamá. Las compras constituyen un motivo para volver a Panamá, pues siempre ofrece buenas ofertas. Albrook Mall y Metromall son los centros comerciales más importantes de la capital, los que demandan más de un día recorrerlos íntegramente. El primero es un gran paseo comercial bajo techo con sala de cine, zona de comidas y juegos. Mientras que Metro Mall alberga 280 locales, 40 restaurantes y 10 salas de cines, entre otras facilidades.

Además, la urbe cuenta con el Multicentro, conectado al Hotel Radisson Decapolis, el Multiplaza Pacific y el Westland Mall.

Si bien el desarrollo urbanístico de Panamá trajo aparejado el surgimiento de estos centros comerciales, la ciudad aún conserva sus áreas tradicionales de compras, como la avenida Central –hoy convertida en un paseo peatonal– y la avenida Calidonia, que va desde la plaza 5 de Mayo hasta el inicio de la Vía España.

-Shopping II: Colón. Uno de los sitios más conocidos de Panamá es la Zona Libre, en Colón. Ubicada en la costa caribeña, es la segunda zona franca más grande del mundo. Alberga más de 1.600 compañías, que la consagran como el centro de exportaciones más destacado del hemisferio norte. Allí se puede adquirir toda clase de mercaderías, ya sea para montar un negocio o para consumo personal; desde artículos para el hogar, artefactos electrónicos, computadoras y piezas de oro.

¿Cómo llegar? Ir de compras a la Zona Libre puede convertirse en una excursión de día completo. Una de las opciones que ofrece Panamá es abordar el tren Interoceánico.

-Fiestas: el Carnaval. Algunos no lo saben, pero el Carnaval se ha convertido en un evento de gran importancia en Panamá. La fiesta se inicia el viernes en la noche con la coronación de las reinas y princesas. Luego, el sábado, domingo, lunes y martes (por la mañana, tarde y noche) la gente festeja y socializa hasta el amanecer en un ambiente en el que predomina la música y el baile al aire libre.

La mayor celebración tiene lugar el martes de Carnaval, cuando miles de mujeres y niñas van ataviadas con la típica pollera panameña y desfilan carrozas alegóricas, confeccionadas con motivos de fantasías, cuentos y leyendas. Ese día la celebración termina a la madrugada, con el popular entierro de la sardina.

Los carnavales panameños se caracterizan por los tradicionales “culecos” o “mojaderas” durante el día, y por los famosos desfiles y “tunas” (grupos de simpatizantes) de las reinas y princesas por la noche.

Alguna los carnavales más destacados se encuentran en Ciudad de Panamá, Capira, Penonomé, Chitré, Los Santos, Las Tablas y Ocú, al igual que en Santiago de Veraguas y Dolega, en Chiriquí.

-Canal de Panamá: un imperdible. Si ya estuvo, vale la pena volver porque el Canal es único. ¿Qué visitar? La primera propuesta es acercarse a las esclusas de Miraflores, en el extremo noreste de la ciudad capital. Desde una plataforma diseñada para tal fin, los visitantes pueden apreciar, durante sólo 10 minutos, cómo ingresan los barcos a las esclusas y cuál es el proceso de nivelación del agua. Además, en este lugar se proyecta un documental en 3D con la historia del canal y su ampliación. También hay un museo que documenta cómo fue la construcción y destaca la diversidad de la flora y la fauna del lugar.

Para quienes quieren vivir la experiencia de navegar por el canal, empresas receptivas ofrecen cruceros de cinco horas, que parten de Balboa, un barrio al oeste de Ciudad de Panamá, para desandar las esclusas de Pedro Miguel y Miraflores, y terminar el viaje en Gamboa.

Otra opción es conocer el Centro de Visitantes de las Esclusas de Gatún, ubicado en la ciudad de Colón, en la entrada atlántica del canal de Panamá. Lo más valioso de este centro es que las esclusas son las más grandes y dónde más se elevan los buques.

-Recorrido histórico en la capital. El pasado sale a la luz en Ciudad de Panamá, en particular en Panamá La Vieja, la primera ciudad colonial construida a orillas del Pacífico. La urbe fue fundada el 15 de agosto de 1519. Aunque fue destruida en 1671, hoy se conservan algunos vestigios en las calles empedradas, como la Torre de La Catedral.

Continuando con la parte histórica de la ciudad se llega al Casco Antiguo, localizado en el corregimiento de San Felipe, donde se fundó Ciudad de Panamá, en 1673. Entre los atractivos de este pintoresco sitio lleno de encanto e historia figuran el Altar de Oro en la iglesia de San José, la Catedral Metropolitana, la Plaza de la Independencia, el Teatro Nacional, la Plaza Herrera, la Plaza Bolívar, el Museo del Canal Interoceánico y el Palacio Presidencial.

En el Casco Antiguo también se puede realizar un recorrido por la plaza de Francia, que conecta al paseo de las Bóvedas, conjunto de obras que forman las murallas que conformaban el sistema defensivo de la ciudad. Desde aquí es posible disfrutar de una vista panorámica de la bahía de Panamá, la ciudad moderna de rascacielos y el cerro Ancón.

-Playas I: la Costa Pacífica. Con los años los destinos turísticos crecieron y se fueron sumando hoteles y servicios. Así que este es otro motivo para regresar. Muy cerca de la capital, se encuentra Playa Bonita, con resorts exclusivos. En el golfo de Panamá, a unos 48 km. de la costa, se localiza el archipiélago Las Perlas, un conjunto de 39 islas y 100 islotes con hermosas playas de aguas claras y arena blanca, rodeadas de abundante vegetación. Contadora es la isla más famosa.

Ubicada a 2 horas de Ciudad de Panamá, Punta Chame es la primera de una serie de playas de arena blanca y hermosas aguas azules de la provincia de Panamá Oeste. Ofrece a sus visitantes tranquilidad y descanso, incluso los fines de semana. Playa Gorgona, Río Mar, Malibú, el Palmar y Teta son las mejores playas para surfear. En la provincia de Coclé, Farallón y Playa Blanca son dos de las áreas con mayor desarrollo turístico del país. En sus playas de arena blancas con aguas azules se encuentran famosos resorts de lujo y diversas propiedades que funcionan bajo el concepto de Todo Incluido. Buenaventura dispone de un campo de golf considerado entre los mejores de la región, diseñado por Jack Nicklaus. Canchas de tenis y un club ecuestre son otras de las opciones.

En un paseo de un día es posible visitar Isla Iguana, con el arrecife de coral más grande y mejor conservado del golfo de Panamá, de más de 40 ha. También cerca de Venao se encuentra la reserva natural de Isla de Cañas, famosa por el arribo de miles de tortugas que cada año –de julio a noviembre– llegan a anidar a sus playas.

El Parque Marino de Isla Coiba, considerado uno de los 10 mejores destinos para bucear en el mundo; y el Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí, junto con sus hermosas islas de gran belleza natural; ofrecen más opciones.

-Playas II: Caribe panameño. Hace unos 20 años, el Caribe panameño constituía un auténtico signo de interrogación para todos los que se acercaban a este destino. Pero en la actualidad, viajeros, surfistas y aventureros de todo el mundo encuentran en destinos como Bocas del Toro, San Blas, y muchos otros.

Ubicada en la costa de la provincia de Colón, la playa Damas es un enclave muy popular entre lugareños y turistas. Cuenta con casas de verano disponibles para alquilar y sitios específicos en playas y selva para hacer campamento.

Muy cerca de allí también es posible hacer un recorrido en contacto con la naturaleza y la historia en las márgenes del Parque Nacional Portobelo. Se trata de un área protegida donde se concitan el bosque húmedo tropical con el mar, en una superficie de más de 34 mil ha., de las cuales más del 20% es área marina.

En el extremo occidental de la región caribeña de Panamá se localiza otro sitio de visita obligada: Isla Colón. Allí se erige la ciudad de Bocas del Toro, capital de la provincia y famoso destino turístico, poblado de restaurantes, bares, hoteles y hostales usualmente frecuentados tanto por mochileros como por surfistas internacionales. Como un baúl que atesora joyas de todo tipo, Bocas del Toro va desplegando poco a poco su artillería de bellezas inigualables.

El Parque Nacional Isla Bastimentos, en tanto, se caracteriza por sus bosques, manglares, pantanos, arrecifes de coral y bucólicas playas.

-Cultura Guna. Guna Yala es un paraíso natural escondido en la costa caribeña, con 370 islas de base coralina, entre las que se destacan Isla Aguja, Perro Grande, Pelícano, Perro Chico, Wailidub y Corbisky.

Pero también es el hogar del grupo indígena guna, cuyos integrantes se han encargado de preservar su cultura y tradiciones, además de proteger la riqueza natural de la zona. En este paradisíaco enclave los turistas pueden escoger entre hospedarse en hoteles, o bien en alojamientos ecológicos construidos por los locales. En materia de gastronomía, los restaurantes ofrecen platillos tradicionales, la mayoría a base de mariscos.

Bucear, nadar, disfrutar del sol y relajarse con la belleza del paisaje son algunas de las actividades favoritas de los visitantes. La forma más común de moverse en el archipiélago de San Blas es navegando entre islas.

-Naturaleza tierra adentro. Con el 40% de su territorio destinado a áreas protegidas, Panamá goza de una gran efervescencia natural. Hay mucho para ver, pero resumiendo podemos comenzar por el Parque Nacional del Volcán Barú, cuyo pico que le da nombre alcanza los 3.475 m. de altura. Desde su cima, en días despejados, los visitantes tienen la oportunidad de observar tanto el océano Pacífico como el mar Caribe.

A dos horas de la Ciudad de Panamá, se llega al pintoresco Valle de Antón, ubicado en el cráter de un volcán inactivo. El pueblo tiene uno de los mejores mercados artesanales del país. Entre los atractivos naturales están la rana dorada, especie endémica en peligro de extinción; los árboles “cuadrados”; los petroglifos de “Piedra Pintada”; y los paisajes de montaña, sobresaliendo la figura de “La India Dormida”, a cuya cima se puede llegar en un tour guiado de tres horas.

Mientras que la naturaleza virgen de la provincia de Veraguas ofrece una experiencia inolvidable. Uno de sus atractivos más sorprendentes es la laguna de La Yeguada, un excelente lugar para la recreación y las actividades de ecoturismo.

Con más de 4.000 ha. de gran diversidad biológica, el Parque Nacional Altos de Campana fue el primero creado en la República de Panamá, en 1966. Ideal para acampar, cuenta con un mirador con vistas espectaculares de las costas del Pacífico. Sus bosques son el refugio de 26 especies de plantas vasculares endémicas, alrededor de 200 especies de árboles y 342 de arbustos. A ello se suman unas 62 especies de anfibios, 86 de reptiles y 267 especies de aves, como el colibrí ventrivioleta, el calzonario patirrojo y el elanio tijereta. Además conviven 39 especies de mamíferos, como zarigüeyas, mapaches, perezosos y monos tití.

En el Parque Nacional Altos de Campana también se encuentran cascadas, formaciones rocosas, grutas, senderos naturales y las cabeceras de los principales ríos de la región: Chame, Perequeté y Caimito. Para realizar actividades dentro de las áreas protegidas se debe solicitar autorización del Ministerio de Ambiente de Panamá.

Informes: http://es.visitpanama.com/